HOSPITAL GALENIA




El 20 de Marzo del 2006, el Hospital Galenia abre sus puertas, a pesar de los estragos sufridos por la Ciudad de Cancún, Quintana Roo, producto del paso del Huracán Wilma.


En nuestro nombre, Galenia radica nuestro propósito. Galenia significa “lugar donde se reúnen los galenos”, y en nuestro hospital, dicha acción es procurar un mejor bienestar para nuestra comunidad.


Hemos adquirido un gran compromiso con todas las personas que de diferentes maneras, emprendieron junto con nosotros este proyecto, en especial con nuestros pacientes. Deseamos que día a día, el compromiso se vea reflejado en la calidad de nuestra atención y trato, nuestra visión de innovación y mejora continua, así como en cada servicio médico, que son la razón de ser del Galenia.


El reto de ser MÁS QUE UN HOSPITAL empezó al crear una infraestructura de alto nivel con un sistema de salud multidisciplinario, capacidad resolutiva, homogénea y accesible. Juntos hemos logrado alcanzar esta excelencia.


Nuestro futuro es hacer del Galenia en Cancún el destino de turismo de salud y es en eso en lo que estamos trabajando.
Sabemos que la visita de nuestros pacientes responde a una necesidad de atención por algo que es invaluable, su salud, los que laboramos en este centro hospitalario nos comprometemos a desempeñarnos con respeto, seriedad, honestidad y un alto nivel de tolerancia y comprensión.


Con siete años de trayecto recorrido hemos levantado un hospital con una clara visión humana, pero sobre todo enfocado en la búsqueda continua de la calidad y la seguridad de nuestros pacientes, en todos los procesos de atención médica. Tres certificaciones nacionales e internacionales, lo acreditan, pero más que eso, es nuestro personal el que demuestra que el trayecto ha sido exitoso, pues tenemos una visión clara… su salud es lo más importante, y Usted nos ha permitido apoyarle a través de nuestro servicio.


ORTOPEDIA AVANZADA

Nuestra misión es mantener a la gente activa a través de la excelencia en la atención clínica y la cirugía ortopédica. Con experiencia y subespecialidad en Cirugía de Columna, el Dr. Christian Armando Mantecón Domínguez, y con subespecialidad en hombro, rodilla y los trastornos de la medicina deportiva, el Dr. Mauricio González Campos, han formado un grupo con la intención de proporcionar la más alta calidad de atención a la comunidad Cancunense y extranjera que visita nuestra ciudad.


Usted puede confiar en el grupo de ORTOPEDIA AVANZADA GALENIA para hacer el diagnóstico correcto de su patología, ya sea degenerativa o una lesión deportiva y ofrecer las mejores opciones de tratamiento para usted. A cada encuentro con el paciente, se le aporta la experiencia que incluye la formación de nuestros médicos en los principales centros médicos del país, cursos en el extranjero, el conocimiento práctico de las cirugías realizadas, los datos de las últimas investigaciones médicas y la innovación con las últimas técnicas quirúrgicas. Nos acercamos a problemas ortopédicos y medicina del deporte con una perspectiva que es verdaderamente de clase mundial. Y como resultado de ello, tenemos a Cancún como uno de los principales polos de turismo de salud a nivel mundial.


Vamos a trabajar juntos para encontrar la mejor opción de tratamiento para usted. Ya sea que se trate de una ruptura de ligamentos de la rodilla que podemos ayudar a sanar más rápido, o la necesidad de un reemplazo de la articulación del hombro para restaurar su estilo de vida activo, o un problema de columna, lumbalgia, hernia de disco, etc. Nosotros usamos la experiencia, habilidad y la compasión para encontrar la mejor solución para su problema en particular. Tomamos sus objetivos particulares en cuenta y compartimos sus opciones de tratamiento. Cuando la cirugía es necesaria, las maravillosas habilidades quirúrgicas de nuestros cirujanos, entonces son combinadas de forma única, con un cariñoso trato con los pacientes, un alto nivel de la atención personalizada y genuina compasión que le permitirá recuperarse de forma rápida y totalmente.


Le invitamos a navegar nuestro sitio para aprender más acerca de cómo el Dr. Mauricio González Campos, el Dr. Christian Armando Mantecón Domínguez y nuestro equipo del Hospital Galenia puede ayudarle a mantenerse activo.


DR. MAURICIO GONZALEZ CAMPOS

Traumatología y ortopedia
Cirugía de rodilla y hombro


El Dr. Mauricio González Campos es un cirujano ortopedista egresado del Instituto Mexicano del Seguro Social, quien posterior a su formación como Ortopedista, realizó un curso de subespecialidad en Cirugía Artroscópica y reconstrucción articular en los Hospitales Centro Medico Puerta de Hierro, Zapopan, Jalisco y el Hospital CIMA Santa Engracia en Monterrey, N.L.


Durante su formación como subespecialista asistió a múltiples cursos teórico-prácticos en el extranjero sobre cirugía artroscópica de rodilla y hombro, y reemplazo articular de rodilla, cadera y hombro. Así como diversos congresos tanto nacionales como internacionales de su especialidad.


Principalmente dedicado al manejo de lesiones deportivas de rodilla y hombro así como cirugía de reemplazo articular (prótesis) de rodilla, cadera y hombro, el Dr. Mauricio González es reconocido por su trabajo profesional y experiencia en este tipo de afecciones.


Miembro activo del Consejo Mexicano de Ortopedia y Traumatología (AMOT).
Miembro activo de la Asociación Mexicana de Cirugía Reconstructiva Articular y Artroscopía (AMECRA).
Miembro activo de la Arthroscopy Association of North America. (AANA).

Dr. Mauricio González - Especialista en Traumatología y ortopedia<br>Cirugía de rodilla y hombro

SUBESPECIALIDADES

Cirugía de rodilla y hombro


EL HOMBRO

El hombro es la articulación con mayor rango de movimiento del cuerpo humano. Si su hombro deja de funcionar normalmente, puede dificultar su participación en deportes que requieran movimientos repetitivos de los brazos por encima de la cabeza o en el trabajo, y si la afección es más severa puede afectar actividades de la vida cotidiana como peinarse el cabello, vestirse, o dormir. Existen numerosas afecciones que pueden afectar el hombro y causar dolor debilitante, pérdida de la función o ambas. El Dr. Mauricio González Campos y su equipo tiene experiencia de primer nivel en el diagnóstico y tratamiento de todas las afecciones que afectan el hombro. Implementamos las más modernas técnicas diagnósticas incluyendo un cuidadoso examen físico y Resonancia Magnética de alto campo, para asegurar el correcto diagnóstico.

Algunos problemas de hombro pueden requerir solamente de tratamientos simples como reposo o terapia física. Otros problemas más complejos pueden requerir de cirugías de hombro. Cuando la cirugía está indicada, puede confiar en que el Dr. Mauricio González Campos y su equipo le ofrecerán la mejor técnica quirúrgica, realizada con los mayores niveles de pericia y con los métodos menos invasivos disponibles actualmente.

Lesiones del hombro
Lesiones de la rodilla

LA RODILLA

La mayoría de las personas que sufren lesiones de rodilla por ruptura o desgarro de un ligamento recuerdan exactamente la situación que les causó la lesión y la sensación inmediata que experimentaron en el momento en que ocurrió la lesión. Dado que la rodilla es inmensamente vulnerable a las lesiones, las clínicas y hospitales como el nuestro tratan un número enorme de casos cada año.


¿Por qué la rodilla es un área tan frecuentemente lesionada?

La rodilla es la articulación entre los dos huesos más largos del cuerpo (el fémur, que es el hueso del muslo y la tibia, el hueso de la pantorrilla). Se dice habitualmente que la rodilla “carga con el mayor peso”. La rodilla es más vulnerable a las lesiones porque todo el peso del cuerpo se transfiere a través de ella hacia el pie. Contiene huesos, tendones, cartílago, ligamentos y nervios, que se encuentran todos detrás de la rótula.


Una vez que el Dr. Mauricio González Campos ha tenido una entrevista con Usted y ha determinado que es necesaria una cirugía de rodilla para reparar su rodilla dañada, discutirá con Usted las opciones de tratamiento y le recomendará una técnica quirúrgica. Esta recomendación estará influenciada por múltiples factores incluyendo la lesión que Usted presenta y sus objetivos, así como el juicio y la experiencia del doctor. Juntos Ustedes decidirán cual es el mejor procedimiento para Usted y su rodilla. El Dr. Mauricio González y su equipo se especializa en una variedad de tratamientos mínimamente invasivos y en cirugías convencionales de rodilla incluyendo procedimientos quirúrgicos para reparar el ligamento cruzado anterior (LCA), el cartílago articular, los meniscos, artrofibrosis y artritis.

DR. ARMANDO MANTECON

Cirugía de Columna Vertebral


Experiencia

  • 2008 - presente
  • Práctica Privada.
  • Tratamiento y diagnóstico de lesiones en salas de emergencia de diversos hospitales privados.
  • Diagnóstico y tratamiento de desórdenes en la columna.

  • 2010 - presente
  • Práctica pública.
  • Instituto Mexicano del Seguro Social , HGZ #17.
  • Cancún, Quintana Roo.
  • Responsable de cirugias en la columna.
  • Diagnóstico y tratamiento de desórdenes en la columna.

  • 2010-present
  • Práctica pública.
  • Hospital General Secretaria de Salud.
  • Cancún, Quintana Roo.
  • Diagnóstico y tratamiento de lesiones en la sala de emergencia.
  • Diagnóstico y tratamiento de desórdenes en la columna.

    Education

  • Cirugía Ortopédica en la Universidad Autónoma de Nuevo León.
  • Hospital Universitario.
  • Monterrey, Nuevo León.

  • Beca en Cirugía de Columna en la Universidad de Monterrey.
  • Hospital Regional del ISSSTE.
  • Monterrey, Nuevo León.

  • Práctica en deformidades de columna en el Hospital del Niño.
  • Buenos Aires, Argentina.

    Certificaciones/Asociaciones

  • Miembro activo de la Asociación Mexicana de Ortopedia y Traumatología (AMOT).
  • Miembro activo de la Asociación Mexicana de Cirujanos de Columna (AMCICO).
  • Miembro activo de la Sociedad AO SPINE.
Dr. Mauricio González - Especialista en Traumatología y ortopedia<br>Cirugía de rodilla y hombro

SUBESPECIALIDADES

Cirugía de Columna Vertebral


Procedimientos de Columna Cervical


  • Disquectomia y fusión cervical anterior.
  • Corpectomia y fusión cervical anterior.
  • Laminectomia o Laminotomia (Laminoplastia).
  • Fusión Cervical Posterior.

Disquectomia y fusión cervical anterior

Lesiones traumáticas

La cirugía más común para una hernia de disco es una discectomía. Se trata de un procedimiento quirúrgico que elimina todo o una parte del disco intervertebral dañado.

El cirujano realiza la operación bajo anestesia general, a través de una incisión muy pequeña en la parte anterior del cuello e instrumentos quirúrgicos especiales. El disco retirado puede ser reemplazado por: hueso propio del paciente de la cadera(autoinjerto), hueso de banco de hueso o aloinjerto (hueso de cadáver humano), hueso bobino, sobre el cual se coloca una placa de titanio con unos tornillos para evitar que ese fragmento de hueso se mueva de su lugar o reemplazo de disco artificial.


Corpectomia y fusión cervical anterior

En este procedimiento se quita una porción de la vértebra y de los discos intervertebrales adyacentes para permitir la descompresión de la médula espinal y los nervios espinales. En el lugar del cuerpo vertebral se coloca un fragmento de hueso propio del paciente de la cadera (autoinjerto), hueso de banco de hueso o aloinjerto (hueso de cadáver humano), hueso bobino, sobre el cual se coloca una placa de titanio con unos tornillos para evitar que ese fragmento de hueso se mueva de su lugar. También se puede utilizar una caja de titanio en el sitio del cuerpo vertebral la cual se sujeta a la columna mediante unos tornillos.


Laminectomia o Laminotomia (Laminoplastia)

Pprocedimiento realizado por la parte de atrás del cuello y la intención es retirar una parte del cuerpo vertebral llamado “lamina” que forma la parte posterior del canal por donde pasa la medula y los nervios. En la “laminECTOMIA” se retira completamente esta estructura, en la “laminOTOMIA” se retira solo un fragmento de esta, y en la “laminoPLASTIA” se secciona esta y se coloca un fragmento de hueso o metal en su parte media para APLIAR el espacio conservando esta parte de la vertebra.


Fusión Cervical Posterior (FCP)

La fusión posterior de la columna cervical no es frecuente, y tiene unas indicaciones muy precisas. El cirujano realiza la liberación de la compresión sobre la medula o nervio afectado, posterior a esto coloca tornillos en las vertebras y un par de barras paralelas a la columna que le darán estabilidad y FIJACION a la columna cervical.



Procedimientos Columna Lumbar


  • Microdiscectomia.
  • Microlaminotomia o microdescompresión.
  • Fusión Lumbar Posterior (FLP).
  • }Fusión lumbar posterior Intersomatica (PLIF “Posterior Lumbar Interbody Fusion”).
  • Fusión lumbar anterior intersomatica (ALIF” Anterior Lumbar Interbody Fusion”).
  • Corpectomia anterior y Fusión.
  • Fusión por Mínima Invasión.
  • Disco artificial (prótesis de remplazo).
  • Vertebroplastia o Kyphoplastia (vertebroplastia con balon).

Microdiscectomia

La microdiscectomía es una cirugía de mínima invasión realizada para retirar el disco intervertebral que causa compresión sobre el nervio causando las molestias.

Esta cirugía está indicada en los pacientes que sufren de dolor, entumecimiento u hormigueo y en la espalda baja y piernas debido a una hernia o prolapso de disco en la columna vertebral.


Técnica quirúrgica: bajo anestesia general y el paciente acostado boca abajo, se realiza una incisión de 2 a 4 cm en la parte baja de la espalda. Se separan los músculos de la vertebra y se utilizan retractaros especiales para tener una buena visualización de las estructuras nerviosas y el disco afectado, se retira el fragmento de disco prolapsado que esta comprimiendo el nervio. Se cierran los músculos con suturas especiales y la piel con nylon, grapas o pegamento. Tempo quirúrgico habitual es de 2 hrs dependiendo de la anatomía del paciente.

Cuidados postoperatorios: La mayoría de los pacientes dejan el hospital al siguiente día. Antes de retirarse se le explica ampliamente lo que puede y no que no debe de realizar como NO levantar objetos de las de 5 a 7 kg, NO permanecer en la misma posición por más de 40 a 60 minutos (sentado o parado)n entre otras. La mayoría de los pacientes NO requieren de uso de faja. Herida se lava con agua y jabón todos los días, los puntos se retiran a los 8 días de la cirugía. NO bañarse en tina durante 1 mes para evitar reblandecimiento de la cicatriz y esta se pueda abrir. La Incapacidad laboral se expende por 15 días. Visita al médico a los 8 días, al mes, 3 meses y 6 meses.

La bibliografía demuestra excelentes resultados hasta en un 90% de los casos operados mediante esta técnica. El factor más importante para un buen pronóstico es el TIEMPO que pasa ente que inicia la molestias y la cirugía, ya que los pacientes con larga evolución de dolor (años), ya presentan daño en los nervios, que a pesar de ser liberado la mejoría es solo parcial.


Microlaminotomia o microdescompresión

La Microlaminotomia o microdescompresión es una cirugía de mínima invasión realizada para retirar una parte de hueso de la vertebra que causa compresión (stenosis) sobre el nervio causando las molestias. Esta cirugía está indicada en los pacientes que sufren de dolor, entumecimiento u hormigueo y en la espalda baja y piernas debido a estreches de la salida del nervio a nivel de las vertebras.


Técnica quirúrgica: bajo anestesia general y el paciente acostado boca abajo, se realiza una incisión de 2 a 4 cm en la parte baja de la espalda. Se separan los músculos de la vertebra y se utilizan retractaros especiales para tener una buena visualización de vertebra afectada y las estructuras nerviosas. Se retira la parte del hueso que esta comprimiendo el nervio. Se cierran los músculos con suturas especiales y la piel con nylon, grapas o pegamento. Tempo quirúrgico habitual es de 2 hrs dependiendo de la anatomía del paciente.


Cuidados postoperatorios: La mayoría de los pacientes dejan el hospital al siguiente día. Antes de retirarse se le explica ampliamente lo que puede y no que no debe de realizar como NO levantar objetos de las de 5 a 7 kg, NO permanecer en la misma posición por más de 40 a 60 minutos (sentado o parado)n entre otras. La mayoría de los pacientes NO requieren de uso de faja. Herida se lava con agua y jabón todos los días, los puntos se retiran a los 8 días de la cirugía. NO bañarse en tina durante 1 mes para evitar reblandecimiento de la cicatriz y esta se pueda abrir. La Incapacidad laboral se expende por 15 días. Visita al médico a los 8 días, al mes, 3 meses y 6 meses.


La bibliografía demuestra excelentes resultados hasta en un 90% de los casos operados mediante esta técnica. El factor más importante para un buen pronóstico es el TIEMPO que pasa ente que inicia la molestias y la cirugía, ya que los pacientes con larga evolución de dolor (años), ya presentan daño en los nervios, que a pesar de ser liberado la mejoría es solo parcial.


Fusión Lumbar Posterior (FLP)

La FLP se refiere a la técnica quirúrgica que implica la unión de dos o más vertebras por medio de tornillos y barras de metal para dar estabilidad a la columna lumbar. Esta puede acompañar de discectomía, o laminectomía . Las indicaciones para esta cirugía son: espondilolistesis, fractura vertebral, posterior a resección de tumores espinales, infecciones, escoliosis, columna inestable, entre otras.


Técnica quirúrgica: bajo anestesia general y el paciente acostado boca abajo, se realiza una incisión de 4 a 6 cm en la parte baja de la espalda. Se separan los músculos de la vertebras y se utilizan retractaros especiales para tener una buena visualización de vertebra afectada y las estructuras nerviosas. Se localizan las laminas, facetas articulares de las vertebras a ser fusionadas. Se colocan dos tornillos en cada vertebra bajo visión de rayos X, se pone una barra de titanio paralela a la columna que une a estos tornillos y se coloca una turca que ajusta a los tornillos con las barras. En ocasiones se coloca fragmentos de hueso propios del paciente o banco de hueso a los lados de las barras para favorecer la osteosíntesis (fusión de los huesos). Se puede complementar esta fusión con laminectomía o foraminotomía (apertura de la salida del nervio de la columna). Se cierran los músculos con suturas especiales y la piel con nylon, grapas o pegamento. Tempo quirúrgico habitual es de 3 hrs dependiendo de la anatomía del paciente y el número de niveles a fusionar.


Cuidados postoperatorios: La mayoría de los pacientes permanecen en el hospital por 2 a 3 días. Antes de retirarse se le explica ampliamente lo que puede y no que no debe de realizar como NO levantar objetos de las de 5 a 7 kg, NO permanecer en la misma posición por más de 40 a 60 minutos (sentado o parado)n entre otras. Algunos pacientes requieren de uso de faja por un tiempo para favorecer la recuperación. Herida se lava con agua y jabón todos los días, los puntos se retiran a los 8 días de la cirugía. NO bañarse en tina durante 1 mes para evitar reblandecimiento de la cicatriz y esta se pueda abrir. La Incapacidad laboral se expende por 28 días. Visita al médico a los 8 días, al mes, 3 meses y 6 meses. Radiografías de columna se realizan antes de salir del hospital, al mes, 3 y 6 meses.


La bibliografía demuestra excelentes resultados hasta en un 80% de los casos operados mediante esta técnica. El factor más importante para un buen pronóstico es el TIEMPO que pasa ente que inicia la molestias y la cirugía, ya que los pacientes con larga evolución de dolor (años), ya presentan daño en los nervios, que a pesar de ser liberado la mejoría es solo parcial.


Fusión lumbar posterior Intersomatica (PLIF “Posterior Lumbar Interbody Fusion”)

Esta técnica a diferencia con la fusión lumbar posterior, implica la colocación de material (hueso, metal o peet) en el espacio donde se ha retirado el disco (discectomía). Esta fusión es más completa ya que hay una fusión por delante del cuerpo vertebral y por detrás de las articulaciones facetarías.


Fusión lumbar anterior intersomatica (ALIF” Anterior Lumbar Interbody Fusion”)

La ALIF es la técnica quirúrgica que implica la unión de dos o más vertebras por un abordaje por el abdomenpara dar estabilidad a la columna lumbar. Las indicaciones para esta cirugía son: espondilolistesis, fractura vertebral, posterior a resección de tumores espinales, infecciones, escoliosis, columna inestable, entre otras.


Técnica quirúrgica: bajo anestesia general y el paciente acostado boca arriba. El abordaje abodminal es realizado por un cirujano con experiencia en este tipo abordajes ya que se tiene que movilizar estructuras vasculares importantes como la arteria aorta y otras estructuras profundas del abdomen. Se realiza una incisión de 10 a 15 cm de largo (dependiendo del número de niveles a fusionar y la anatomía del paciente). El saco peritoneal es desplazado a un lado para visualizar las estructuras vasculares. Refractores especiales son utilizados para una adecuada visualización de las estructuras nerviosas y vertebrales. Se confirma con rayos X el nivel a operar. El disco intervertebral con instrumental especial. El espacio es sustituido con hueso o implante de metal. Se realiza rayos x para visualizar la adecuada colocación del implante. Se cierran los músculos con suturas especiales y la piel con nylon, grapas o pegamento. Tempo quirúrgico habitual es de 3 hrs dependiendo de la anatomía del paciente y el número de niveles a fusionar.


Cuidados postoperatorios: La mayoría de los pacientes permanecen en el hospital por 2 a 3 días. Antes de retirarse se le explica ampliamente lo que puede y no que no debe de realizar como NO levantar objetos de las de 5 a 7 kg, NO permanecer en la misma posición por más de 40 a 60 minutos (sentado o parado)n entre otras. Algunos pacientes requieren de uso de faja por un tiempo para favorecer la recuperación. Herida se lava con agua y jabón todos los días, los puntos se retiran a los 8 días de la cirugía. NO bañarse en tina durante 1 mes para evitar reblandecimiento de la cicatriz y esta se pueda abrir. La Incapacidad laboral se expende por 28 días. Visita al médico a los 8 días, al mes, 3 meses y 6 meses. Radiografías de columna se realizan antes de salir del hospital, al mes, 3 y 6 meses.


La bibliografía demuestra excelentes resultados hasta en un 80% de los casos operados mediante esta técnica. El factor más importante para un buen pronóstico es el TIEMPO que pasa ente que inicia la molestias y la cirugía, ya que los pacientes con larga evolución de dolor (años), ya presentan daño en los nervios, que a pesar de ser liberado la mejoría es solo parcial.


Corpectomía anterior y Fusión


La corpectomía anterior es un procedimiento que se lleva a cabo con técnica similar a la ALIF, solo que en esta se retira el cuerpo vertebral junto con los discos superior e inferior a esta vertebral. Se sustituye este espacio con hueso o implante de metal.


Fusión por Mínima Invasión

Usando técnicas innovadoras, la mínima invasión nos sirve para llevar a cabo la fusión de dos o mas vertebras mediante una incisión mas pequeña y menor daño a los tenidos. Esta se lleva a cabo colocando tornillos en las vertebras a fusionar y uniendo estos con barras para dar estabilidad a la columna vertebral.Esta indicada en casos SELECIONADOS de inestabilidad de columna, espondilolistesis, entre otras.


Técnica quirúrgica: bajo anestesia general y el paciente acostado boca abajo, se realiza una incisión de 3 a 4 cm en la parte baja de la espalda. Se separan los músculos de la vertebras y se utilizan retractaros especiales para tener una buena visualización de vertebra afectada y las estructuras nerviosas. Se localizan las laminas, facetas articulares de las vertebras a ser fusionadas. Se colocan dos tornillos en cada vertebra bajo visión de rayos X, se pone una barra de titanio paralela a la columna que une a estos tornillos y se coloca una turca que ajusta a los tornillos con las barras. Se puede complementar esta fusión con laminectomía o foraminotomía (apertura de la salida del nervio de la columna). Se cierran los músculos con suturas especiales y la piel con nylon, grapas o pegamento. Tempo quirúrgico habitual es de 3 hrs dependiendo de la anatomía del paciente y el número de niveles a fusionar.


Cuidados postoperatorios: La mayoría de los pacientes permanecen en el hospital por 2 días. Antes de retirarse se le explica ampliamente lo que puede y no que no debe de realizar como NO levantar objetos de las de 5 a 7 kg, NO permanecer en la misma posición por más de 40 a 60 minutos (sentado o parado)n entre otras. Algunos pacientes requieren de uso de faja por un tiempo para favorecer la recuperación. Herida se lava con agua y jabón todos los días, los puntos se retiran a los 8 días de la cirugía. NO bañarse en tina durante 1 mes para evitar reblandecimiento de la cicatriz y esta se pueda abrir. La Incapacidad laboral se expende por 28 días. Visita al médico a los 8 días, al mes, 3 meses y 6 meses. Radiografías de columna se realizan antes de salir del hospital, al mes, 3 y 6 meses.


La bibliografía demuestra excelentes resultados hasta en un 90% de los casos operados mediante esta técnica. El factor más importante para un buen pronóstico es el TIEMPO que pasa ente que inicia la molestias y la cirugía, ya que los pacientes con larga evolución de dolor (años), ya presentan daño en los nervios, que a pesar de ser liberado la mejoría es solo parcial.


Disco Artificial (prótesis de remplazo)

El disco artificial es un novedoso implante que permite mantener movilidad en el sitio donde se retira el disco intervertebral. Este se coloca por un abordaje anterior en los casos bien estudiados en UN SOLO NIVEL.


Técnica quirúrgica: bajo anestesia general y el paciente acostado boca arriba. El abordaje abodminal es realizado por un cirujano con experiencia en este tipo abordajes ya que se tiene que movilizar estructuras vasculares importantes como la arteria aorta y otras estructuras profundas del abdomen. Se realiza una incisión de 10 a 15 cm de largo (dependiendo del número de niveles a fusionar y la anatomía del paciente). El saco peritoneal es desplazado a un lado para visualizar las estructuras vasculares. Refractores especiales son utilizados para una adecuada visualización de las estructuras nerviosas y vertebrales. Se confirma con rayos X el nivel a operar. El disco intervertebral con instrumental especial. El espacio es sustituido con la prótesis de disco artificial. Se realiza rayos x para visualizar la adecuada colocación del implante. Se cierran los músculos con suturas especiales y la piel con nylon, grapas o pegamento. Tempo quirúrgico habitual es de 3 hrs dependiendo de la anatomía del paciente y el número de niveles a fusionar.


Cuidados postoperatorios: La mayoría de los pacientes permanecen en el hospital por 2 a 3 días. Antes de retirarse se le explica ampliamente lo que puede y no que no debe de realizar como NO levantar objetos de las de 5 a 7 kg, NO permanecer en la misma posición por más de 40 a 60 minutos (sentado o parado)n entre otras. Algunos pacientes requieren de uso de faja por un tiempo para favorecer la recuperación. Herida se lava con agua y jabón todos los días, los puntos se retiran a los 8 días de la cirugía. NO bañarse en tina durante 1 mes para evitar reblandecimiento de la cicatriz y esta se pueda abrir. La Incapacidad laboral se expende por 28 días. Visita al médico a los 8 días, al mes, 3 meses y 6 meses. Radiografías de columna se realizan antes de salir del hospital, al mes, 3 y 6 meses.


La bibliografía demuestra excelentes resultados hasta en un 85% de los casos operados mediante esta técnica. El factor más importante para un buen pronóstico es el TIEMPO que pasa ente que inicia la molestias y la cirugía, ya que los pacientes con larga evolución de dolor (años), ya presentan daño en los nervios, que a pesar de ser liberado la mejoría es solo parcial.


Vertebroplastia o Kyphoplastia (vertebroplastia con balón)

La Vertebroplastia o kyphoplastia son procedimientos de mínima invasión indicados para fracturas o colapso vertebral (osteoporosis). El colapso puede ser de una o más vertebras.

La vertebroplastia se realiza bajo sedación o anestesia general según el paciente, colocando un par de agujas en la vertebra (dirigido esto por rayos x) y posteriormente se introduce un balón que infla dentro de la vertebra para después colocar el cemento que rellenara el cuerpo vertebral.